Diciembre2017

Por Nacho Palou — 29 de Diciembre de 2017

Private jet malta airport crash

Lo curioso del asunto es que cuando el avión chocó contra el edificio no había nadie a bordo, según ABC News, sino que el viento se lo llevó estando aparcado.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 23 de Diciembre de 2017

AguaDeshidratada

Toda una pena que esta lata de agua deshidratada no la venda Amazon en España, porque seguro que tendría buena acogida: no tiene aromatizantes ni colorantes artificiales, ni tampoco gluten, algo muy apreciado por la gente – y además a todo el mundo le gusta el agua.

«El regalo perfecto para quien lo tiene todo», dicen.

El producto por cierto no es un fake ni una broma del día de los inocentes o de April’s Fools… Se inventó como lata de broma para que las tiendas lo pusieran en las estanterías e hiciera gracia a los clientes. De ahí a Amazon sólo hay un paso. Su precio: 20 dólares la lata.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 21 de Diciembre de 2017

La parodia If the Star Wars Cantina Song Had Lyrics de The Warp Zone, con un toque de protesta a la falta de derechos de los droides.

Bonus: Star Wars Cantina, de Richard Cheese and Lounge Against the Machine.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 20 de Diciembre de 2017

Las imágenes muestran el vuelo de un dron hasta 2.500 metros de altitud sobre el nivel del mar, en la bonita isla volcánica griega de Milos que está situada en el mar Egeo. Lo mejor en mi opinión es la parte de la aproximación final al suelo.

Dice el piloto que una de las cosas más complicadas –que es precisamente lo que enseña en el vídeo– es comprobar los vientos a las diferentes altitudes, porque si te despistas lo mismo se te va el dron a donde no debe… en un viaje sin retorno. El cuadricóptero en cuestión era un DJI Mavic Pro.

Obviamente su propietario se aseguró antes de que el vuelo no entrañara peligro: con diversas apps comprobó que no hubiera ningún avión en 100 km a la redonda, que aunque suelen volar a mayor altitud nunca se sabe. En plena subida hay un tenso instante de pérdida de señal por lo que el dron entra en el modo «aterrizaje automático» – pero al poco se recupera el contacto para tranquilidad de todos.

Unas vistas impresionantes sin duda – y una grabación «de récord».

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 20 de Diciembre de 2017

Rainbrow es un juego que a modo demostración muestra cómo se puede utilizar el reconocimiento facial del iPhone X para controlar un juego: con las cejas.

La verdad es que la estampa es… curiosa: no se yo hasta qué punto es práctica esta forma de «control mental». Más bien parece que estás recomendando hipotecas de plazo fijo.

Es una idea de Nathan Gitter, que tiene una web con otros juegos y proyectos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear