Por Nacho Palou — 8 de Mayo de 2017

«Un regalo para mi yo borracho» que se pone en marcha cuando Chris Reinacher entra por la puerta con algunas copas de más. Incluye el envío de mensajes de disculpas por lo que haya podido pasar.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear