Por Nacho Palou — 11 de Julio de 2017

Shared umbrellas2

La start-up Sharing E Umbrella opera en China siguiendo el modelo de las bicicletas compartidas, pero compartiendo en este caso paraguas. No es la única start-up que ha surgido en China para compartir paraguas, un tendencia creciente en aquel país pero que se enfrenta con el pequeño imprevisto de que los paraguas vuelan a razón de varias decenas de miles por semana. Según Según South China Morning Post Sharing E Umbrella anunció recientemente que había perdido casi todos sus paraguas, casi 300.000 apenas unas semanas de haber empezado a funcionar.

Shared umbrellas3

Para hacer uso de los paraguas hay que dejar un depósito de 2,5 euros y después pagar el equivalente en yuanes a 0,06 euros por cada media hora de uso. Tal vez porque devolver el paraguas después cuando ha salido el sol es más complicado que cogerlo en una estación de metro o en alguna parada de autobús cuando llueve a cántaros, el caso es que los paraguas sencillamente desaparecen. Lejos de achantarse la start-up asegura que pondrá en las calles chinas otros 30 millones de paraguas más.

Fotografías vía Shangaiist.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 11 de Julio de 2017

Los peces dentro de una pecera que está dentro de otra pecera más grande no se dan cuenta de que simplemente podrían nadar hacia arriba y salir de allí para estirar un poco las aletas.

Quien grabó el vídeo dice que se pasaron así 15 minutos y no terminaron de salir de la pecera pequeña.

¿Qué nos enseña esto? Ni idea, aparte de que los peces muy inteligentes no parecen – cosa que ya sabíamos. Si duda habrá quien estaría encantado de hacer algún tipo de paralelismo filosófico con la situación y los seres humanos, «frases de Twitter con foto» incluidas. Pero nada más lejos de nuestra intención. Son simplemente eso: peces dentro de una pecera dentro de otra pecera.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 11 de Julio de 2017

El espectáculo de luz y de color en los cables eléctricos comenzó después de que un coche chocara contra un poste eléctrico en Ontario, Canadá.

Mil Rayos

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 10 de Julio de 2017

Simone Giertz adapta la última tendencia tecnológica, los wearables a un colchón para practicar la probada técnica reparadora de las siestas y cabezadas en cualquier momento y en cualquier lugar. Mucho mejor que cualquier smartwatch.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 7 de Julio de 2017

Como ir a Disneyland sale por un pico y además los pequeñajos no pueden montar en las más salvajes montañas rusas el protagonista del vídeo encontró una solución ideal y sin salir de casa. +1 al hackeo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear