Por Nacho Palou — 29 de Noviembre de 2016

15241776 1840781222800837 6390836059157205621 n 640x0

Se supone (según se cuenta en Man’s iPhone 4 survives plunge into icy lake for 18 months) que el iPhone 4 de la fotografía se le cayó al agua a un Michael Guntrum, mientras pescaba en 2015. Michael dio por perdido el teléfono.

Pero el pasado mes de septiembre se drenó el lago y en octubre Daniel Kalgren se paseó por el fondo embarrado armado con su detector de metales, y encontró el iPhone 4 de Michael. Se lo llevó a casa, lo lavó y lo dejó secar.

Un par de días probó a encenderlo “por curiosidad” y el móvil funcionó. Como no estaba bloqueado pudo localizar al propietario y devolvérselo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear