Por Nacho Palou — 9 de Enero de 2017

Ah, la teletienda del Siglo XXI: La impresora O2Nails tiene un agujero en el que se mete el dedo; mientras desde el móvil se elige un diseño y se ajusta sobre la imagen de la uña que capta la cámara que hay en la impresora. Basta con pulsar imprimir para que el diseño elegido se transfiera a la uña

La impresora O2Nails es parecida a la impresora Nailbot, con la diferencia de que la O2Nails ya se puede comprar (por unos 700 euros, eso sí.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear