Por Nacho Palou — 29 de Junio de 2015

Con el final de la rampa levantada hacia arriba —un poco al estilo portaaviones Príncipe de Asturias— para añadirle un poco de emoción al asunto lanzando al personal a varios metros de altura antes de que lleguen al agua.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear