Por @Alvy — 4 de Marzo de 2020

En este ping-pong estilo «batalla naval» cada jugador tiene media mesa con una cuadrícula y globos, pero no ve la mesa del oponente. Se sitúan los barcos (globos) en las casillas, y debajo de ellos se pone un alfiler de modo que con la más mínima presión reviente el globo.

Los jugadores se van alternando lanzando la pelota a la mesa contraria. Los disparos pueden acabar en nada o, si se tiene suficiente puntería, un estruendoso ¡boom! Desde luego es más realista y diría que emocionante que la versión de papel.

Por @Alvy — 9 de Septiembre de 2018

Avances en paraguas: ahora sin manos

Agradezcamos a Kirai este gran descubrimiento, todo un avance en el mundo del paragüismo que es de esos tan obvios que a saber por qué no se le había ocurrido antes a nadie: el paraguas que no necesita que lo sujetes con las manos. El truco: un pequeño arnés con el que puede fijarse a la espalda en una posición estratégica.

Lo único que no está claro es si te lo puedes poner tu mismo o tiene que ayudarte alguien.

Ideal para quienes tienen que ir por la calle llevando cajas o bolsas de la compra. Su precio: unos 25-30 euros al cambio.

Por @Alvy — 12 de Octubre de 2017

Cozy knitted mermaid tail blanket2

La sirenamanta es todo un avance respecto a la batamanta tradicional: calentita por abajo, un poco más fresca por arriba. Y con la elegancia de esa cola de punto. Calentita y en tonos marinos, azul o rosa. Talla única (dicen que «especialmente si eres sirena») y totalmente unisex por otra parte, así que los tritones, agradecidos. Se anticipa como éxito para El estas navidades, vamos.

(Via Laughing Squid.)

Por @Alvy — 19 de Junio de 2017

PizzaBag

En ThinkGeek han tenido otra idea de esas del tipo ¿Cómo no se me habrá ocurrido a mi antes? Vender unas Bolsas para Pizza de forma triangular, suficientemente grandes como para guardar cualquier porción de pizza sea grande o pequeña, mientras tenga forma de sección circular no demasiado exagerada.

En cada pack que venden por 3 dólares vienen 24 bolsas, suficiente para innumerables días de restos de Pizza – que muchos aprecian al día siguiente tanto o más que el día en que se hacen.