Quantcast
Por @Alvy — 5 de Mayo de 2021

Los bien llamados trenes más simples del mundo se pueden construir con cable de cobre para enrollar como en una bobina, pilas de tipo AA o AAA e imanes de neodimio de esos potentes, un poco más grandes que el diámetro que la pila. En este caso alguien muy aficionado a los trenes ha construido un recorrido de 20 metros (WTF!) con las bobinas de alambre de cobre, ayudado por algunos rollos de papel y cartones.

Gestionando con cuidado el recorrido se puede hacer que las pilas suban ligeras pendientes, elevándolas a cierta altura; la bajada es igual de «automática» pero más llevadera. En la práctica el recorrido es un bucle infinito, en el que las pilas dan vueltas y más vueltas… mientras tengan energía en su interior. Cuando se descargan, se acabó la fiesta. Pero darlas ver vueltas resulta bastante relajante, todo sea dicho.

(Vía The Awesomer.)

Por @Alvy — 3 de Marzo de 2021

My Home Office / Mi oficina de teletrabajo

Niños y niñas, iros acostumbrando a esto para vuestra vida adulta.

My Home Office es una tan real como en cierto modo llamativo un poco WTFquico juguete de Fisher Price. Marcando tendencia, los puestos de teletrabajo en casa suben en la lista de «profesiones presentadas a los niños y niñas», al igual que en su día hicieron los de enfermera, bombero o… ingenieras de software. 2021 era esto.

Bonus: para esa imitación de café de Starbucks tan «apropiada».

Por @Alvy — 24 de Febrero de 2021

Como si se abriera la tierra… WTF! Con la diferencia de que lo que se separa es una gigantesca placa de hielo que cubría el Lago Michigan en Chicago, debido a las recientes temperaturas heladas en esa zona de Estados Unidos.

Las imágenes están tomadas como un time-lapse fotográfico a lo largo de varias horas, casi un día completo.

El vídeo por cierto está grabado desde el John Hackock Center, icónico rascacielos de la ciudad.

Por @Alvy — 1 de Febrero de 2021

Blue Check Homes

Estas casas que exhiben orgullosas la marca azul de verificación cual cuenta de red social privilegiada se denominan Blue Check Homes. Indican que en ellas vive alguna figura pública auténtica. En otras palabras, debe haber alguien auténtico y con cierta actividad que viva en la casa. El precio de exhibir la prestigiosa marca son unos meros 2.999,99 dólares, pero… ¿Qué es eso a cambio de vivir en una casa verificada?

Blue Check Homes

Las «casas verificadas» son una jocosa una idea de Danielle Baskin. Se le ocurrió que sería divertido combinar algunos conceptos absurdos de internet con los del MundoReal™. Y si acaso alguien rellena el formulario de la página… ¡Fijo habrá merecido la pena!