Por @Alvy — 13 de Noviembre de 2018

La siempre divertida gente de Improv Everywhere tomaron al asalto unos viejos y destartalados teléfonos públicos de la Sexta Avenida de Manhattan y los adaptaron con una manita de pintura y cuatro gadgets para convertirlas en vistosos espacios de coworking. Total, si ya nadie usa esa decrépita tecnología, ¿por qué no aprovechar el espacio?

Los alquilamos por 300 dólares al mes, 500 por los dos puestos. Tienen wifi y el código de los cuartos de baño del Starbucks de la esquina, con quienes estamos asociados.

Como se ve en el vídeo las reacciones fueron muy variadas: desde gente a la que le encantaba y se animaba a probar a ver cómo funcionaba a quienes se alejan pensando que seguramente estarían tan sucios como las cabinas de teléfonos originales. Desde luego no es un cambio que sea imposible en las próximas décadas, visto cómo andan los precios del alquiler.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 9 de Octubre de 2018

Este monstruo marino de tentáculos púrpuras es una «escultura inflable» instalada en uno de los astilleros de la marina del puerto de Filadelfia por dos artistas llamados Filthy Luker y Pedro Estrellas que llevan años creando montajes similares.

Los veinte gigantescos tentáculos salen de las ventanas del Edificio 611 para sorpresa de los paseantes que van por la calle, quienes pasan por el río Delaware y quienes sobrevuelan el aeropuerto de Filadelfia. Dependiendo de la meteorología el viento los mueve más o menos, pero incluso cuando están más o menos estáticos resultan estremecedores – y un poco Futurámicos, todo hay que decirlo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 17 de Septiembre de 2018

Fer encontró esta auténtica joya del pasado de la baja tecnología altamente WTF:

En 1987 no había redes sociales.

Y tampoco Internet.

A alguien en Estados Unidos se le ocurrió una solución tecnológica para la gente que se sintiera sola. En formato VHS, una cinta de vídeo de 45 minutos llamada «Rent-a-Friend», un amigo virtual con quien conversar, por llamarlo de alguna manera.

Fascinante y freaky.

El momento más inquietante es sin duda en el que el protagonista de la cinta rompe el hielo alrededor de 01:10.

¡Hola! ¡Soy Sam! Y básicamente estoy aquí porque quiero ser tu amigo. ¿Qué tal te suena? Estoy muy animado y he estado esperando este momento durante mucho tiempo… Estoy tan feliz de tener esta oportunidad, así que aquí estamos… Bueno, pues eso… ¡A divertirnos!

Ciertamente WTF, se mire como se mire. Especialmente porque el tal Sam se pone a hacer preguntas a la pantalla y se queda esperando la respuesta (!!) Y lo de la interactividad no llegaría hasta años después.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 7 de Septiembre de 2018

Se llama HAL y madre de Dios, inquietante es poco. Es un «simulador de paciente pediátrico» fabricado por Gaumard Scientific, pero ¡qué feo es el pobre! Seguro que es superavanzado técnicamente y todo eso, pero es imposible mirarlo sin sentir un poco de grima. Lo del «valle inquietante» debió inventarse para este tipo de seres. Dicen que HAL habla, tiene «expresiones faciales» y se le pueden enchufar equipos médicos convencionales… Hasta se le puede extraer sangre y no sólo eso: también es capaz de llorar y gritar. El horror.

Simulador de pacientes / Garmaud

La colección de muñecos simuladores de la web del fabricante es en verdad tremenda; de hecho parece una reencarnación de los muñecos del Museo de Cera de Madrid pero en versión médica. En fin, todo sea por el bien de la salud humana.

(Vía Taxi + Insider.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 21 de Agosto de 2018

Desde el departamento de concursos extraños pero interesantes nos llega una competición de malabarismos, en concreto en la variante con 5 bolas (que ya es difícil de por sí) en el formato sólo puede quedar uno: una eliminatoria en la que todos comienzan a la vez y van cayendo como moscas. Lo hacen tan elegante y suave que yo me pasé la primera mitad del vídeo pensando que sólo usaban 4 bolas (!)

Eso sí: son diez minutos tan interesantes como tensos, con gente que parece que va bien y de repente ¡chaf! lo cual es cruel de narices porque tan como eliges tu favorito o favorita ¡adios! cualquier choque o traspiés, uno menos. Como prueba extra de habilidad de vez en cuando les obligan a realizar lanzamientos altos o a cambiar el tipo de dibujo con las bolas; por lo demás todo vale. Sólo puede quedar uno.

Este encuentro de la Internalional Juggler’s Association, en su edición 2018, tuvo lugar el mes pasado en Springfield, Massachusetts.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear