Por @Wicho — 29 de Octubre de 2009

Según se puede leer en Council bans parents from play areas el municipio de Watford ha decidido prrohibir a los padres que permanezcan con sus hijos en un par de parques municipales, y en su lugar deben hacerlo unos «vigilantes del juego» convenientemente aprobados por el Registro de Actos Criminales, pues según la alcaldesa del municipio, no se puede permitir que adultos sin identificar permanezcan en los parques infantiles. Los padres están que fuman en pipa, claro. (Visto con incredulidad absoluta en Boing Boing).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear