Por @Wicho — 29 de Noviembre de 2016

Todos hemos visto al típico pasajero –de hecho hay varias docenas en cada vuelo– que se levanta de su asiento antes de que el avión se haya detenido víctima de las prisas por bajarse… Cosa que por supuesto no podrá hacer hasta que los TCP abran las puertas…

A menos que haga lo mismo que una mujer en un vuelo de United Airlines que tras aterrizar en Houston decidió que ella no iba a esperar a que abrieran las puertas y ni corta ni perezosa abrió una de las salidas de emergencia, saltó al ala, y de ahí al suelo, para salir corriendo hacia la terminal antes de ser detenida por la policía.

Eso sí, le ha tocado la lotería, porque por lo visto el FBI va a acusarla de nada, aunque está siendo sometida a revisión psiquiátrica.

Y es que las prisas nunca han sido buenas consejeras.

(Gracias, David).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear