Por @Alvy — 9 de Octubre de 2017

La gente se empeña en inventar métodos raros de salvar el culo cuando se produce un incendio o algún tipo de desastre en lo alto de un rascacielos. Toboganes, paracaídas, cápsulas de salvamento… Hemos visto de todo y sin éxito hasta ahora. Este nuevo «sistema» –que la verdad no sabemos si es de verdad o de coña– va un paso más allá proponiendo una especie de tubo flexible por el que se desliza la gente hasta llegar al suelo con ayuda de la gravedad.

Supuestamente se puede controlar la velocidad de caída abriendo y cerrando los brazos y las piernas, lo cual hace variar la resistencia durante la caída. El material parece algo intermedio entre el látex de los preservativos y el pellejillo ese con el que se hacen las salchichas… lo cual resulta altamente inquietante, la verdad.

En el vídeo no se detallan los posibles problemas, como que el peso rompa el tubo, que se queme (si se trata de un incendio) o que se forme un atasco que deje a la gente colgada como chorizos a decenas de metros de altura. Quizá para un próximo capítulo.

Bonus: la música dramática y los muñecos animados en 3D, siempre tan tranquilos y atentos a las instrucciones de uso.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear