Por @Wicho — 3 de Febrero de 2010
El arco de seguridad del juzgado coruñés permanece desconectado porque la alarma sonaría siempre - Todo aquel que acude a los juzgados coruñeses ha de pasar por un arco de seguridad. Antes, debe poner sus pertenencias metálicas en una bandeja, que revisa un agente. Y luego cruzarlo, como manda el protocolo y como ocurre en cualquier edificio público. A simple vista, todo normal. Pero lo que pocos saben es que este aparato no pita. Ni llevando un bazuca. Porque siempre está apagado. Resulta que no se puede encender, ya que lo instalaron en el interior de una estructura metálica que de ponerlo en marcha estaría sonando siempre. Pase o no pase gente.

(Vía Lento y Disperso).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear