Por Nacho Palou — 31 de Marzo de 2009

Pues gracias por recordármelo oiga, pero, ¿la salida por favor?

Recuerde no jugar con las abejas asesinas


Lo vio Isidoro en unas oficinas (!), en San Francisco.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear