Por @Alvy — 9 de Junio de 2014

El mayor miedo de mucha gente es subir en ascensor por miedo a que se desplome y caiga desde las alturas, estrellándose contra el suelo. Esto hoy en día es algo prácticamente imposible debido a los diferentes sistemas de seguridad - entre ellos el frenado automático mecánico. Pero ese frenado actúa gracias a la gravedad y se activa si el ascensor cae hacia abajo, exactamente lo contrario de lo que le sucedió a un tal José Vergara, que vio cómo su ascensor «se volvía loco» y subía a toda velocidad 31 plantas estrellándose contra el mecanismo del techo.

Pese a lo espectacular de la escena, vivida en Chile, el protagonista de tan desafortunado accidente pudo escapar vivo de la situación, aunque con heridas en la cabeza y una pierna - de hecho todavía está en el hospital por diversas lesiones de consideración. En total subió 31 plantas en 15 segundos, a unos 80 km/h de velocidad y con las puertas abiertas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear