Por @Alvy — 10 de Enero de 2009

Alguien empezó a poner pegatinas y prohibiciones y… aquello dejó de tener sentido:

Prohibido-Prohibido

Las fotos son de la estación de autobuses de Viveiro (Lugo)

(¡Gracias, Thaís!)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear