Por Nacho Palou — 16 de Enero de 2009
Un testigo con pañales y biberón – La Fiscalía envía un escrito a un juzgado solicitando a un juez que tome declaración a un bebé de sólo dos meses en el proceso de divorcio de sus padres. El niño no declaró porque la demanda no llegó a juicio.

¡Gracias Tito Eliatron!

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear