Por Nacho Palou — 17 de Mayo de 2017

Gracias a una combinación de ligereza, neumáticos anchos y una “potencia eléctrica extrema” que le proporciona gran velocidad este pequeño coche teledirigido puede circular sobre el agua como si tal cosa.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear