Por @Alvy — 7 de Noviembre de 2007

La Ley de Costas se hizo para proteger las playas y los siguientes cien metros. Pero parece que algunos promotores imbobiliarios no entienden bien el concepto «100 metros»:

¿100 metros? Metro más, metro menos, me hago unos chalecitos…
Aberración inmobiliaria en Playa de Somo (Cantabria) explicada en Urban Idade

La costa, sea una playa o un acantilado, es propiedad pública. En estas áreas está prohibida cualquier construcción, salvo las imprescindibles, como un puerto o un faro. Tras la zona de dominio público viene una franja de 100 metros llamada zona de servidumbre, en la que en teoría sólo están permitidos los cultivos y las instalaciones deportivas – Ley de Costas (1988)
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear