Por Nacho Palou — 5 de Febrero de 2016

Después de cinco meses de trabajo y 10 000 dólares Mark Ray circula en vuelo rasante por las carretera de su país. Y además legalmente, y pesar de que la hélice frontal y los planos horizontales se antojan un pelín hostiles para con otros vehículos y peatones.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear