Por @Alvy — 7 de Diciembre de 2007

Un paisa hacía Coca-Cola cuenta la extraña y WTFquiana historia de un tipo que se dedicaba a falsificar Coca-Cola en Medellín, Colombia.

Tenía en su poder cerca de 300 Coca–Colas de 2 litros y medio y unas 200 unidades de 600 ml. perfectamente empacadas y selladas, listas para su comercialización.

No lo explican demasiado bien, pero está claro que encontró la fórmula de la chispa de la vida.

(¡Gracias, Mauricio!)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear