Por Nacho Palou — 18 de Enero de 2017

Todo un logro que combina minigolf, escaleras, un local de copas y decenas de mesas de billar a lo máquina de Rube Goldberg. «Buen truco, mala grabación», eso es verdad.

Vía The Presurfer.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear