Por Nacho Palou — 26 de Julio de 2017

DFg 6HGUIAApdnF

Un piloto tuvo que aterrizar su aeroplano en una autopista del estado de Georgia (EE UU) debido a una avería. Nada inusual hasta aquí, excepto porque el aeroplano de cartón estaba decorado con una esvástica nazi y con la cruz de barras, la versión de la cruz de hierro que lucía la Wehrmacht en buques, tanques y aviones en la Segunda Guerra Mundial.

Según el piloto la decoración del avión “sólo es una gracia.” Sin embargo los twittertulianos opinan que “la precisión histórica“ de la pintura deja mucho que desear y “es casi ofensivo comparar” esa cosa con un Me 109. “Más inquietante que las esvástica es el hecho de que alguien vuele en eso”, dice otro.

La foto la compartió en Twitter la policía del condado de Gwinnett donde tuvo que aterrizar The Man in the High Castle.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear