Por @Wicho — 30 de Septiembre de 2015

Tontolabas R Us

El pasado mes de agosto John Mogan estuvo a punto de dar un golpe perfecto al atracar un banco en Ashville, Ohio, ya que tuvo la precaución de hacerlo con la cara cubierta y la policía no tenía pistas acerca de su identidad.

Pero luego, ya en casa, no se le ocurrió nada mejor que empezar a subir selfies con su novia y los fajos de billetes a Facebook, lo que sirvió a la policía para localizarlos unos días después.

Los dos están detenidos ya y se enfrentan a diversos cargos que probablemente harán que pasen unos cuantos años en la cárcel reflexionando acerca de lo malas que son las redes sociales.

(Vía La Voz de Galicia).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear