Por Nacho Palou — 20 de Abril de 2017

La experiencia de aterrizar un avión pequeño en un día ventoso de narices.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear