Por Nacho Palou — 16 de Junio de 2017

En todo caso será un bugui volador. O un paramotor con exceso de peso. Pero no es un coche volador. Basta ya de coches eléctricos y de coches voladores con aspecto ridículo. Pero si se “pilota” tirando de unas cuerdas. ¡El futuro! ¿Pero qué demonios? Queremos coches voladores que sen coches de verdad. Esto no es lo que nos prometieron. Malditos científicos. Nos mintieron.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear