Por Nacho Palou — 11 de Julio de 2016

Aquí lo que se vende son las bases con suspensión que absorben los impactos, al menos hasta cierto punto. Por lo demás estos tipos patinan sobre lo que se les eche, sea esta tabla de vidrio como esta o una sierra circular con ruedas.

Tampoco hace falta ser un expero ni en skate ni en materiales para prever cómo va a acabar el asunto. Por lo visto en skatelandia «nadie se esperaba» ese final, a pesar de que todo el mundo sabe que el vidrio puede ser duro pero no es flexible.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear