Por Nacho Palou — 24 de Febrero de 2017

Ah, la dura vida de un dron: cuando no son derribados o fundidos con láser son cazados y a veces cazados y devorados de una vez, como en este caso.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear