Por Nacho Palou — 24 de Marzo de 2016

Construido por el jardinero Kevin Nicks a partir de un Volkswagen Passat, el cobertizo más veloz del mundo alcanza una velocidad de 144 km/h, está certificado como tal y está autorizado para circular por las vías públicas. Y es un cobertizo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear