Por @Alvy — 9 de Abril de 2022

Un vídeo viejuno que me salió por ahí y que te saca una sonrisa, demostrando que el poder de la Fuerza no depende de tu tamaño, como sabiamente aprendimos de Yoda. O a lo mejor es que se está convirtiendo en un Lord Sith, como dice el título.

Menudas hostias láser reparte el mocoso, WTF! Si deja lisiados no sólo a los soldados de asalto y al mismísimo Vader sino también hasta al maestro Jedi que le acompaña. (Y seguramente también se queda manco por tocar la punta de su propio sable láser, como buen Jedi). Las últimas palabras de una de las películas de la saga resultaron premonitorias:

Obi-Wan: Luke es su última esperanza.
Yoda: No. Hay otro.
Por @Alvy — 20 de Enero de 2022

IMAX Defender

El experto en seguridad Mikko Hypponen compartió esta imagen de algo que al parecer están promocionando en unos multicines de Finlandia: alquilar las salas IMAX para quien quiera pasar un rato con sus amigos y los videojuegos de su elección. En la imagen, el mítico Defender de Williams.

Según dice los precios son de unos 250 euros por 2 horas y media y puedes llevar tu propia consola, PC o lo que necesites, que se enchufa allí y a disfrutar. En otros sitios hay quien ha aprovechado para jugar al Zelda (unos empleados de las salas, en una fiesta) y otro tipo de videojuegos. En Estados Unidos el precio es similar (100 dólares por dos horas) y Corea también se hace; los precios son de unos 90 dólares durante el día y 135 dólares por la noche, con un límite de cuatro personas por sala. En Alemania son unos 120 euros por 4 horas.

Actualización (20 de enero de 2022) – En España parece que se está haciendo también en algunas salas de Cinesa: 250 euros por dos horas y media, hasta 20 personas, refresco y palomitas incluidos.

Por @Alvy — 13 de Diciembre de 2021

Si ya hemos visto cosas raras como un Mundial de Globos no debería sorprendernos la existencia del Open de Modelos Financieros (FMWC), un campeonato mundial en el que Excel se convierte en un e-Sport de alta competición. La única diferencia es que aquí en vez de los físico cuenta lo mental y la sabiduría con las fórmulas vale más que estar en forma. La mayor parte de los participantes son admirables nerds gafotas que se pasan el día de una hoja a otra probando fórmulas y masticando números.

El vídeo de la retransmisión muestra una de las competiciones; es bastante largo, pero se pueden saltar las partes vacías y aburridas. Hay 20.000 dólares en juego, que se reparten en varias categorías: por regiones, edades, etcétera. Se compite en el formato eliminatoria, primero una clasificatoria y luego una ronda de 128 participantes de los que quedan 64, 32, etcétera. (Hazte un Excel para entenderlo :-)

Las pruebas son de los más diversas, y aquí lo de «nivel avanzado en Excel» del currículum no cuela, tiene que ser «avanzadísimo». Entre las pruebas hay que diseñar hojas de cálculo con fórmulas capaces de ganar a algunos juegos sencillos de cartas, planificar rutas, o completar juegos lógicos clásicos, desde el Batalla Naval al Tres en raya. En la página de ejemplos reales de las pruebas de las competiciones, que además suelen tener un tiempo limitado.

Las competiciones se emiten en directo y aunque le falta un poco de emoción y retransmisión estilo Ibai todo se andará; fijo que para la siguiente lo hacen en un pabellón en vez de por Zoom. Eso sí, si el deporte es difícil, el trabajo de los comentaristas ya no veas.

Por @Alvy — 17 de Mayo de 2021

Este vídeo con varias poses entre inquietantes, frikis y WTF es de una empresa llamada The Tail Company, que ha llamado a su invento MiTail, algo que podríamos traducir fonéticamente por MiCola o MiRabo. La idea de sus creadores es dedicarse a la fabricación de simpáticas colas «animatrónicas» que te atas a la cintura y llevas colgando por ahí.

Las imágenes resultan bastante autodescriptivas: son unos rabos peludos que se mueven mediante una app, llevan su propia batería (que se puede complementar con otra externa) y pueden hacer diversos gestos: calma y relax, rápido y animado, excitación… cual perrete encantado de la vida, vamos. Las colas parecen ideales para disfraces, furries, cosplay y todo aquel friki al que le guste disfrazarse de animalito o medio-animalito. Da igual ir de gata, perro o superhéroe: hay una cola apropiada para todo el mundo.

El invento está recaudando financiación en KickStarter y de momento parece ir bastante bien, habiendo recaudado más de 43.000 euros cuando se planteaban buscar unos 3.500 eurillos nada más para fabricar unos pocos. Según la página, al menos 200 personas quieren menear sus rabos por la calle, y no sólo con los «modelos estándar»: también se puede adquirir el mecanismo para luego forrarlo de las telas y texturas más apropiadas según se prefiera.

Por @Alvy — 10 de Marzo de 2021

La única forma de que la Marcha Imperial asuste menos es tocarla en escala mayor; todas las demás versiones son aterradoras, con reminiscencias de un Señor Oscuro acercándose a darte una colleja (por lo menos). Si además se usa como banda sonora de un vídeo de robots-perro de esos que ya dan repelús, perfectamente «uniformados» y actuando al unísino, no te digo nada.

El robot en cuestión es el A1 de Unitree que como se puede ver en su web tiene muchas versiones: desde simpático perro compañero de juegos con dibujos infantiles a versiones más sobrias, ágiles y potencialmente mortíferos sin caen en manos del Imperio Galáctico. Además se ve que los están fabricando como churros, porque hay cientos y cientos en el almacén.

Como dice alguien en los comentarios de YouTube, también es cierto que la música más apropiada sería La marcha de los droides, (de los episodios I-III de la saga) a los que recuerdan poderosamente.