Por Nacho Palou — 13 de Marzo de 2017

Inspirado por la versión del asistente Alexa convertido en pescado parlante, a Mike McGurrin se le ocurrió cómo podría dar utilidad a su calavera decorativa de Halloween durante el resto del año: usándola para dar “vida animada” al asistente de Amazon.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear