Por Nacho Palou — 22 de Junio de 2017

Según su diseñador Tien Pham estas pestañas led son totalmente seguras para la vista y desde el ojo no se ven. «De hecho la mayor parte de las veces no sé si están encendidas o no», dice. Aunque no resulta muy visible los ledes reciben la electricidad de una pila de reloj que Tien lleva sujeta con horquillas en el pelo. Los pequeños hilos son frágiles, pero si se quitan y se ponen con cuidado las pestañas pueden reutilizarse. De momento es un prototipo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear