Por Nacho Palou — 20 de Julio de 2016

No sé si Clinically Insane Max resulta más hilarante por la falta de recursos o por el reconocido apaño británico ante la falta de recursos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear