Por @Alvy — 17 de Abril de 2018

Allan Carver, que se dedica a construir todo tipo de muebles y chismes se animó a montar este caza TIE imperial con el motor de una sillita de ruedas eléctrica.

Se maneja por radiocontrol y lleva un sistema de sonido de 30W con el que emitir sus característicos y amenazantes ruidos y zumbidos. Según dice su creador las medidas son tales que es más o menos una versión a escala 1:3 de un caza TIE «real», aunque es algo más estrecho que el original para que pueda caber por las puertas.

Volar no vuela, pero tras un paseo por el barrio desde luego que su presencia impone.

(Vía Laughing Squid.)

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear