Por @Wicho — 19 de Abril de 2011
Fuego a bordo - Una broma de mal gusto o, simplemente, una falta de sensatez han desatado el pánico en un vuelo de Iberia que se dirigía a Madrid procedente de Milán. La ocurrencia de un pasajero, que introdujo un papel en el hueco donde debería haber habido una lámpara sobre su asiento, ha provocado un pequeño incendio dentro del avión.

Eso es la definición clara y concisa de lo que se dice no tener dos dedos de frente, ¿no?

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear