Por @Wicho — 30 de Agosto de 2016

Un pájaro carpintero usó durante quién sabe cuanto tiempo una antena de microondas para almacenar montones bellotas tras hacer un agujero en su radomo. Algo más de 150 kilos de bellotas de hecho. Hasta que la antena dejó de funcionar y vinieron los humanos a fastidiarle la despensa.

(Gracias, Javier).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear