Por @Alvy — 2 de Febrero de 2018

En este pueblo de la Montaña Huashan (China) hay gente que vive al filo de la montaña – literalmente. Para desplazarse de un lugar a otro a veces tienen que utilizar pasarelas de madera de apenas 20 o 30 cm de ancho que recorren las paredes verticales de piedra. Pero en invierno quedan cubiertas de hielo y nieve, así que uno de los trabajos de riesgo de la zona es precisamente es: el de los llamados barrenderos de las nieves.

Esas csas están literalmente «allá donde viven las cabras», como quien dice. Y con temperaturas de 12 grados bajo, grabadas con un dron, la escena es de lo más espectacular, a la par que acongojante. Los amantes de las alturas y los bien llamados «trabajos verticales» las apreciarán especialmente. Más vertical que esto, poco.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear