Por Nacho Palou — 23 de Marzo de 2010

blanco-timo.jpg

Usar la palabra "timo" como parte de cualquier denominación comercial nunca es buena idea. Pero lo es menos si eres un fabricante chino de coches recién llegado, más conocido por los coches-copia (de hecho el de la fotografía recuerda demasiado al Toyota Aygo) y que aún tiene que ganarse la confianza del público.

¡Esperemos que al menos ese color no tenga recargo por el efecto metalizado!

(¡Gracias Gali!)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear