Por Nacho Palou — 1 de Junio de 2017

La nave espacial Nostromo se ve alterada por un visitante inesperado que no es un Alien, sino un adorable gatito.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear