Quantcast
Por @Alvy — 18 de Septiembre de 2021

Los científicos han acuñado un nuevo término para esta fase del cambio climático hacia la que nos dirigimos: «estamos jodidos».

– La franquicia local del Gobierno

Se me pasó por alto en su día este satírico anuncio publicitario de The Juice Media que he visto pasar ahora gracias a un tuit Javier Armentia. Es un anuncio acerca de la situación planetaria y el cambio climático. Se añade la ironía de que además está rodado en 2019, aunque podría ser perfectamente de 2020 ó 2021, y el balance de la situación es el mismo excepto por la ausencia de menciones a la pandemia global.

Hola amigos. Nuestro último Anuncio Honesto del Gobierno es oscuro, lo sabemos. Pero no sería un anuncio «honesto» del gobierno si no dijéramos las cosas como son. Algunos dirán que sólo estamos tratando de hacer que cunda el pánico entre la gente. Y tienen razón. Creemos que ya es hora de que cunda en pánico, pero con calma, y tomemos las medidas adecuadas, incluida la de presionar a nuestros gobiernos para que tomen medidas drásticas para responder a esta emergencia. Porque lo que hemos estado haciendo hasta ahora seguro que no ha funcionado. Una vez que los gobiernos tomen medidas drásticas, entonces podremos empezar a tener esperanza. [Juice Media, traducción: DeepL.]

Me hace gracia que YouTube lo marque con un –apropiado– enlace al artículo sobre Cambio climático con su filtro de alertas de fake news debido a considerarlo un «tema susceptible a la divulgación de desinformación». Más ironías de la vida.

Por @Alvy — 16 de Septiembre de 2021

Este sitio tan chulo se llama Deep Dive Dubai y aunque no queda muy claro cuánto hay de auténtico y cuánto de croma/3D/photoshop en estas imágenes está claro que mola todo. Es una piscina para practicar submarinismo (o rodar películas) decorada con espectaculares escenarios. Es una especie de ciudad submarina en ruinas con un coche, una cabina de teléfonos… y todo ello rodeado de cristales desde los que otras personas pueden observar. Hasta me ha parecido ver una especie de sección a lo nave espacial.

En total tiene un profundidad de 60 metros y contiene 14 millones de litros de agua; se considera la piscina más profunda del mundo y como para bajar de los 12 metros hay que tener una certificación ofrecen también cursos de submarinismo para llegar hasta los 20, 30 o 60m, según la experiencia.

Un sitio WTF como pocos, situado en uno de los lugares de mayores excesos ingenieriles y técnicos del mundo.

Por @Alvy — 28 de Agosto de 2021

Un poco de humor absurdo y literal, de ese que nos gusta por aquí.

Escenas que te dejan pegado a la silla porque se avecina el desastre.

Con una estupenda producción y los efectos visuales justos y preciosos. Un curioso cortometraje de Sam H. Buchanan.

Por @Alvy — 27 de Agosto de 2021

Aviso: imágenes violentas y gráficas hacia el final del vídeo, de baja calidad.

En este curioso vídeo de unas cámaras de vigilancia de un puesto de control, digno de un gran WTF, se ve cómo unos hackers actuaron sobre los sistemas de la prisión iraní de Evan haciéndose con el control de las «cámaras que todo lo graban» y los paneles de monitorización. El propio vídeo se aprecia la secuencia y el momento exacto en que las máquinas se rebelan contra los vigilantes, con pantallas azules, rojas, imágenes parapadeantes y un texto de hackeos que dice «cyber-ataque» en persa.. Es totalmente de película.

Según cuenta la BBC los hackers difundieron diversos vídeos en los que se veía a los guardias de la prisión maltratar a detenidos y presos. Es una forma de llamar la atención sobre las atrocidades y crueldad sobre las que hay informes desde hace décadas, incluyendo muchos de Amnistía Internacional. Los responsables y políticos han aceptado su responsabilida dy declarado que es un comportamiento inaceptable que no se volverá a repetir.

Por @Alvy — 24 de Agosto de 2021

En este anuncio de una operadora móvil rusa no está muy claro lo que anuncian –y el traductor tampoco ayuda mucho– aunque parece que es algo de una tarifa para hablar gratis con los niños y la familia. El caso es que Bruce Willis y su colega parecen estar atrapados y en una situación límite hasta que dan con la contraseña de la bomba.

¿Y dónde está la gracia? Que el protagonista no es Bruce Willis, sino un doble digital deep fake, porque Willis no ha tenido que hacer nada de nada, excepto ceder con su firma los derechos para que utilicen su careto.

Pocas formas hay más fáciles de ganar dinero, supongo. ¡Ah, qué romántico futuro!