Quantcast
Por @Alvy — 19 de Noviembre de 2020

Esta simpática peliculita promocional de CAT, el fabricante de equipos de construcción, muestra lo divertido que sería crear un circuito de Pac-Man a escala humana, con pequeñas excavadoras y bulldozers haciendo de fantasmas.

Aunque no hablamos de un gran elenco de actores –pues son operadores de maquinaria pesada auténticos– y la parte de «realidad aumentada» es puro montaje, por no hablar del «guión», el concepto del asunto no está nada mal. Eso sí: tiene algunos problemas, como que las máquinas pueden chocarse realmente y los fantasmas no se atraviesan unos a otros… Y, bueno, lo de que aparezcan de la nada frutas y otros objetos sería difícil de imitar; los marcadores no tanto.

Definitivamente sería un juego como para apuntarse; el detalle de la moneda gigante al comenzar la partida también está muy bien y el final con una especie de «pantalla 256» en la que la mitad del escenario queda destruido para asombro de Pac-Man y los fantasmas.

En el mismo canal tienen un vídeo del cómo se hizo la construcción del Pac-Man gigante en un terreno apropiado, algo nada trivial dado que había que mantener el aspecto correcto y a escala de los muros del laberinto.

Por @Alvy — 18 de Noviembre de 2020

Tal y como dice Zooey Deschanel en esta entrevista del programa de Drew Barrymore, «esto es muy de Star Trek». Basta ver los primeros 20 segundos para entenderlo.

La entrada es bastante espectacular, y ciertamente esos 20 segundos dan una buena idea de cómo funciona el invento «holográfico»: videoconferencia y un montaje de vídeo de dos cámaras con un croma, mitad y mitad, además de varias cámaras extra para planos cortos y un escenario más virtual (3D) que real.

Próximamente, entrevistas a personajes inexistentes: serán igual de «realistas».

Por @Alvy — 5 de Noviembre de 2020

He aquí un clásico pero perfecto ejemplo de un efecto óptico WTF de sobra conocido: un helicóptero despegando, grabado a 30 fotogramas por segundo con un iPhone 4, en el que la velocidad de rotación de las aspas están «sincronizadas».

Digamos que este efecto funciona cuando se cumple que las revoluciones por minuto del rotor principal (dividas por 60) son un múltiplo de los fotogramas por segundo (en este caso 30).

rpm = fps × 60 / número de aspas

Pero como el rotor principal tiene 5 aspas simétricas y visualmente iguales esto es incluso más relajado, porque las aspas podrían dar una o varias vueltas completas (30, 60, 90, 120...) e incluso girar un múltiplo de 72 grados (360 grados dividido entre 5) y también parecería que no se mueven.

De hecho, como sagazmente apuntó un comentarista (BangDroid) una de las aspas no tiene la punta pintada de blanco. De modo que pasando el vídeo fotograma a fotograma (atajos de teclado «.» y «,» en YouTube) se puede ver cómo tarda 5 fotogramas en regresar a su posición original, como si saltara varias posiciones (que podrían ser 2, 3 o 4), así que algo de eso debe haber en este caso y no serán exactamente 90 o 120 rpm sino algo cercano. (La velocidad habitual es de unas 100 rpm.)

Relacionado:

Por @Alvy — 8 de Octubre de 2020

He aquí un método tan divertido como original para hacer scratching: con códigos de barra. Lo cual puede venir bien tanto si no se tiene un tocadiscos y vinilos a mano como simplemente por el factor diversión. Que no se diga que los DJs no pueden elevar un punto más alto todavía el factor tecnológico de sus actuaciones.