Por @Alvy — 24 de Octubre de 2022

En este vídeo de Retro Recipes –que califican de un poco ASRM porque «da gustirrinín»– se puede ver a una jovencísima Börjk de 23 años explicando el desmontaje de un televisor Trinitron de Sony allá por 1988. Está remasterizado a 4K para mayor claridad y disfrute.

La verdad, me imagino a todo el mundo esperando el zurriagazo (Mehdi Sadaghdar mediante) pero no es algo que suceda, por suerte para la artista. Aunque me da a mí que en 1988 eran más laxos que hoy en día –aunque mensaje de warning hay en el vídeo– la buena mujer se pone a manejar la electrónica del televisor de una forma en la que yo no osaría, aún habiendo descargado condensadores y todo lo descargable tres veces como precaución y conectándome a tierra por si las flies.

Ahí queda el documento para la posteridad y el disfrute, que cualquier chisme de electrónica viejuna, y más un legendario Trinitron, es una auténtica gozada para explorar por dentro.

Por @Alvy — 16 de Octubre de 2022

Hay que reconocer que internet marca a veces nuevas ideas para el humor. En este caso los jocosos redactores del Daily Star han pensado que sería divertido comparar la vida de una lechuga iceberg con la duración de Liz Truss como Primera Ministra al cargo. Así que han puesto una webcam apuntando a un cuadro con la foto de la reciente incorporación a la política británica al lado de una lechuga iceberg, cuya vida media es de unos 10 días. Mucha esperanza no parece que tengan en su futuro.

El vídeo está en la sección de YouTube LIVE, riguroso directo, oiga, de modo que lo que se ve es cómo la lechuga se va degradando, aunque a la Primera Ministra le puede estar pasando lo mismo.

El montaje al principio era tirando a sencillo, con cientos de personas –quién sabe si llegará a miles– simplemente mirando un cuadro estático… Esta noche han añadido luces de discoteca y música de fondo para darle un poquito más de acción.

¡La lechuga ha ganado!

Actualización (20 de octubre de 2022) – ¡La lechuga ha ganado!.

Por @Alvy — 11 de Octubre de 2022

Aunque se titule 7 Cosas que un programador no querría oír nunca me parece que este vídeo humorístico de Fireship ni son 7 cosas ni siguen ningún orden lógico… Lo cual da igual, porque en cualquier caso son 5 acelerados minutos de risas continuas sobre los tópicos y el humor de la vida de los programadores. (De hecho pueden ser 4 si te saltas el primer minuto). Esto incluyendo el recibir peticiones del tipo:

  • ¿Oye, me podrías programar algo rápido? Sería como el Tinder pero para caballos.
  • Tus costes previstos de 25 dólares de AWS se han sobrepasado en 2,3 millones de dólares
  • Hola, campeón. A ver si puedes actualizar ya del https://wtf.microsiervos.com/eltubo/cosas-programador-no-querria-oir-nunca-jefes-amigos-conocidos.html

Mi parte favorita es la que explica cómo un programador pata negra consigue llegar al culmen de su carrera cuando consigue hacerse a sí mismo imprescindible para mantener un código del que nadie tiene ni la más remota idea de cómo funciona, y del que jamás escribe comentarios o documentación, hasta que muere de viejo traspasando la tarea al siguiente «elegido».

Por @Alvy — 25 de Septiembre de 2022

Los zumbados de Hydraulic Press Channel que tantas veces nos han entretenido comprimiendo cosas increíbles con sus prensas hidráulicas probaron a ver si se podrían crear pastillas de alta densidad con cereales de desayuno. La respuesta es que sí, y haciendo algunos cálculos con las calorías que proporcionan se puede ver qué pasaría al comérselas.

Las raciones individuales son de unos 20 gramos que proporcionan 136 calorías (la cantidad exacta depende del tipo de cereales, claro), de modo que si te comes 200 gramos –normales o comprimidos, eso no influye– serían 1.360 calorías, etcétera. Para crear las pastillas las comprimen con una presión de 150 toneladas, lo cual las deja en un tamaño razonable, e incluso diría que apetecible. Para las pruebas comprimen entre 99 y 165 gramos de cereales en pastillas que acaban teniendo entre 353 y 693 calorías. Como es un material bastante seco, aunque tienen algo de agua y de grasa, no hay problema de que licúen ni nada parecido.

En las pruebas degustación se podría pensar que el sabor de las pastillas sería agradable, pero por la cara que pone el protagonista del vídeo parece que son una auténtica puta mierda, que a duras penas se pueden comer. Tan solo los Froot Loops de Kellog’s parecen digeribles; el resto haría vomitar a las cabras. Pero bueno, es un caso de esos de… ¡Todo por la ciencia!

(Vía The Awesomer.)

Por @Alvy — 21 de Julio de 2022

En Penang, Malasia, instalaron hace casi tres años este gigantesco tobogán acuático que resulta ser el más largo del mundo en su tipo. Recorre ni más ni menos que 1.111 metros y se tardan más de 3 minutos en completarlo de principio a fin, como puede verse en el vídeo. Un tobogán típico de parque acuático son unos 30 segundos como máximo.

El sitio en cuestión es un parque temático llamado ESCAPE donde hay muchas otras atracciones integradas con la naturaleza; dicen que instalar el tobogán no fue fácil porque lo hicieron sin cortar árboles y el terreno resultaba «un poco hostil» allá donde llegaban, pero como se ve el resultado fue notablemente bueno.

Relacionado: