Por @Alvy — 8 de Noviembre de 2015

Hay gente con auténtica paciencia. Peter Emshwiller se grabó hace 38 años actuando en una especie de «entrevista a sí mismo» –con la mejor tecnología de la época– y ahora ha podido completar la segunda parte de su idea: «contestase» en el papel de hombre adulto y realizar el montaje.

La cinta se llama Later That Same Life y las preguntas, respuestas y reacciones son una risa, sobre todo cuando uno se mentaliza de que realmente son la misma persona. Los 10.000 dólares que necesitaba para realizar el montaje combinado los consiguió a través de una financiación colectiva en RocketHub

Later that Same Life

(Vía Boing Boing.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear