Por Nacho Palou — 29 de Mayo de 2017

A bordo de un gigantesto doble-cuadricóptero —al más puro estilo Duende Verde primigenio—, es como se hizo llegar el balón al árbitro para que diera comienzo al partido de fútbol de la final de la Copa de Portugal.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear