Por Nacho Palou — 26 de Mayo de 2017

En la que es probablemente la no-noticia de la semana, el New York Post habla con el actor Laurie Goode, quien mientras hacía el papel de soldado de salto en el Episodio IV, Un nueva esperanza (1977) se deja los cuernos al pasar por una puerta de la Estrella de la muerte,

La infame escena fue filmada un día de rodaje en el que Goode sufría “malestar estomacal”.

“A media mañana había ido ya tres o cuatro veces al baño”, explica Goode.

"Después de volver a vestirme y de regresar al plató, sentí la necesidad de volver al baño. Pero entonces me pusieron ante la cámara. Hacia la cuarta toma iba casi arrastrándome y sentía mi estómago retumbar cuando ¡bang!, ¡me golpeé la cabeza! Como no caminaba deprisa no me hice daño, y como nadie gritó ¡corten! di por hecho que yo no aparecía en la toma o que las editarían después. Pero luego me vi en el cine.

Hay que decir que la explicación suena más a excusa que a otra cosa, y también esa verdad es que no nos hacía falta saber los detalles. Pero ahí queda la curiosidad.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear