Por @Wicho — 21 de Junio de 2012

Afortunadamente no hubo que lamentar daños personales, salvo quizás el orgullo del piloto que estuviera al mando durante la maniobra.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear