Por Nacho Palou — 5 de Abril de 2018

Esta moto de no-agua la construyó un tipo de Vroomshoop (¡vroom!, ¡vroom!... shoop), en los Países Bajos, motivado por el hecho de que “un día me desperté pensando en algo así y decidí que tenía que hacerlo” — que es un motivo como cualquier otro.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear