Por @Alvy — 20 de Marzo de 2018

En este experimento estilo Cazadores de mitos los australianos locos de How Ridiculous prueban a ver qué pasa cuando se lanza una bola de bolos desde gran altura sobre un trampolín elástico de gimnasia. ¿Se romperá la bola? ¿Se romperá el trampolín? Al menos hacen el ridículo experimento tomando razonables precauciones.

Las pruebas van superándose a medida que la bola –que pesará 6 o 7 kilos– se lanza desde cada vez más altura, en una estructura de varios pisos. La única pero poderosa ayuda con la que cuenta la bola es su energía potencial, auspiciada por la gravedad. Así que cuánto más arriba arranque más rápido viajará al impactar contra su objetivo y más poderosa será su fuerza, tal y como enseñan las fórmulas de física básica.

La estructura tiene varios pisos y hacia 05:00 en el vídeo puede verse el lanzamiento desde 45 metros, que no es moco de pavo. El trampolín ni se inmuta aunque la fuerza de la bola la hace rebotar hasta 3 pisos de altura, para acabar cayendo en la arena. A cámara lenta es más espectacular todavía.

Luego hay otro lanzamiento curioso (hacia 08:00) sobre el mismo trampolín relleno de 200 bolas de golf, muchas de las cuales salen volando por los aires – aunque curiosamente también muchas permanecen.

Lo peor de estos experimentos –dicen– es limpiarlo todo pero, ¡bueno! es lo que tiene dedicarse a hacer experimentos tan atípicos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear