Por Nacho Palou — 25 de Enero de 2018

Este vídeo de Burger King es un “experimento social” para explicar al gran público cuáles son las consecuencias de la derogación de la neutralidad de red.

En el vídeo los dependientes del restaurante (que son actores) atienden al público (supuestamente auténtico) con más o menos prioridad unos sobre otros independientemente del orden de llegada. En cambio el cliente que sólo pide la hamburguesa tendrá que esperar más que aquel que paga un precio más alto por la misma hamburguesa, que lo recibe antes aunque haya llegado después.

Vía Laughing Squid.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear