Por @Alvy — 15 de Junio de 2016

Casi todas las semanas emiten en las noticias alguna «espectacular persecución» que indefectiblemente ocurre en Estados Unidos y es grabada por las cámaras de los noticieros desde un helicóptero, o una dashcam. Pero esta vez no.

Pero eso no parece más que un juego de niños comparado con esta persecución de alta velocidad en Lituana, en la que el «malo» comienza intentando escapar a toda velocidad para luego quemar aceite y crear una cortina de humo con afán de despistarlos y en un momento dado hasta arrojando lo que parecen púas para pinchar las ruedas del coche de policía perseguidor.

Finalmente se une otro vehículo a la persecución y el Lado del Bien triunfa… Eso sí, con una embestida para estampar al vehículo arisco contra el arcén y la posterior detención de conductor – que además fue acusado de poner en peligro la vida de los agentes. (Normal.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear