Por @Alvy — 25 de Diciembre de 2015

Los técnicos en vida animal de las montañas de Utah tuvieron que trasladar un buen número de cabras montesas que se habían reproducido en demasía en los últimos años a más de 150 km de distancia.

Dadas las dificultades del terreno para acceder hasta ellas descubrieron que la mejor forma de hacerlo era en helicóptero: primero las cabras se capturan con una red (que no es fácil) porque si se hiciera con tranquilizantes igual podrían sufrir algún percande; luego realizan el viaje colgadas de un helicóptero «más o menos sin sufrir». Cuando llegan a su nuevo emplazamiento natural se sueltan y tras unos pocos viajes ya está completada la migración forzosa del grupo. Tan WTFquico como efectivo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear