Por @Alvy — 23 de Abril de 2017

Un trenecito y un brazo robótico de precisión. ¡Qué más se puede pedir!

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear