Por Nacho Palou — 9 de Febrero de 2016

Todos lo celebran menos el robot, que permanece inmóvil e ignorado,

Por si acaso ver el golf no fuera ya lo suficientemente aburrido.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear